CUATRO PASOS PARA CONSEGUIR UN CUTIS PERFECTO SIN ACNÉ


Si los granitos o las espinillas se han convertido en tu peor pesadilla, sigue leyendo. Con un poco de paciencia y perseverancia, lograrás lucir una piel libre de imperfecciones.

1. SIN RASTRO DE IMPUREZAS
Adoptar unas correctas medidas de higiene te ayudará a mantener el acné leve o moderado bajo control. Dado que las impurezas puede tapar los poros y aumentar la secreción sebácea, los dermatólogos aconsejan limpiar la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche.

El exceso de grasa también puede obstruir los poros y formar comedones o puntos negros. Para prevenir que se inflamen y provoquen la aparición de granos, que pueden infectarse o, incluso, enquistarse bajo la piel, nada mejor que los baños a vapor faciales a base de infusión de lavanda, una planta que regula la grasa y calma la piel.

Una o dos veces por semana, aplícate una mascarilla purificante que proporcione una limpieza profunda.

2.UN GESTO BÁSICO, HIDRATAR LA PIEL
Es un error pensar que la piel grasa con tendencia al acné no puede estar deshidratada, porque lo que este tipo de piel tiene es un exceso de sebo, no de agua.

Lo más aconsejables es decantarse por productos sin aceites y de textura ligera.

3.– UN ARMA DE DOBLE FILO, EL SOL
Si bien es cierto que los rayos de sol ejercen un triple efecto antiinflamatorio, desengrasante y desinfectante, la sobreexposición solar provoca el efecto contrario.

Para evitar que la piel se deshidrate y se vea aún más enrojecida, se hace necesario utilizar cremas solares que no taponen los poros de la piel, y con un índice de protección acorde al fototipo de la piel.

4. ADIÓS A LOS INOPORTUNOS GRANOS
Lejos de caer en la tentación de tocarlos –una presión inadecuada puede aumentar la infección y dejar cicatrices-, sigue estos últimos consejos.

Si no puedes con tu enemigo, alíate a él. Los correctores de color verde disimulan los granos enrojecidos. ¿Tienen la punta blanca? En ese caso, aplica un corrector de color ocre bajo el maquillaje.

5. UN CONSEJO EXTRA: MEJORA TU DIETA
Te faltan
Dosis extra de vitamina A (hortalizas, verduras y frutas de color naranja, rojizo o verde intenso), de zinc (frutos secos, semillas, etc) y de fibra (legumbres, pan, arroz y pasta integrales).

Los vegetales depurativos –endibia, apio, puerro, algas, etc.– así como las infusiones desintoxicantes de bardana o de zarzaparrilla, mejoran el estado de la piel y previenen la infección de los granos.

Te sobran
Grasas saturadas (carne grasa, embutidos, lácteos enteros, “snacks” salados, bollería industrial, etc.), alcohol, azúcares y fritos.


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!