QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS Y SUS BENEFICIOS

 
El estrés, los malos hábitos alimentarios y el abuso de antibióticos son sólo algunos de los factores que pueden afectar negativamente el necesario equilibrio de nuestra flora intestinal. Y en tales casos la ingesta de probióticos es una buena alternativa, natural y sin efectos secundarios para mejorar sensiblemente el funcionamiento intestinal y, por extensión, optimizar nuestra salud.

Los probióticos que, además de nutrir a quién los consume, colonizan el intestino modificando positivamente la flora intestinal y mejorando el funcionamiento del sistema inmune y, por tanto, la salud global del organismo.

Para algunos expertos la clave de nuestra salud reside en nuestros intestinos hasta el punto de que los consideran algo así como las raíces del árbol llamado hombre. Y es que el intestino no es un simple órgano de absorción, es el elemento más relevante para la actividad del sistema inmune y los mecanismos de protección inespecífica ya que es en él donde son más activos.

Cuando nacemos el tracto gastrointestinal es estéril pero poco después se instala de forma permanente un complejo conjunto de aproximadamente 400 tipos diferentes de organismos vivos que trabajan en armonía para el mantenimiento de la salud.

Esa microflora –la flora intestinal (1) – puede estar compuesta por hasta 100 billones de organismos vivos diferentes y tiene una actividad metabólica global similar a la de un hígado. Una vez que esa microflora se ha instalado puede verse afectada negativamente por factores como el consumo de alimentos muy refinados pobres en fibra, los tratamientos antibióticos y el estrés, entre otros.

Pero también se le puede ayudar mediante la introducción en nuestra dieta de alimentos probióticos, alimentos considerados funcionales porque son capaces de modificar la flora intestinal, entre otros efectos saludables . De esta forma, a la vez, se produce un efecto beneficioso sobre el sistema inmune que nos permite prevenir distintas enfermedades (2), incluido el cáncer.

De hecho, el desequilibrio de la flora intestinal se ha asociado con numerosas enfermedades como la diabetes, la obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer colorrectal, etc. (3, 4, 5)

QUÉ ES UN PROBIÓTICO?
 La FAO y la OMS definen los probióticos como “organismos vivos que al ser administrados en cantidades adecuadas proporcionan o generan efectos benéficos a la salud del huésped” (6).

Estos organismos vivos, suelen ser principalmente bacterias, hongos y levaduras, que son agregados como suplemento en la dieta y que benefician al huésped mejorando el balance microbiano de su flora intestinal.

Estos organismos ingeridos a través de la alimentación logran llegar vivos al intestino delgado donde interaccionan con las bacterias de la microflora endógena. Además colonizan el intestino grueso y estabilizan la flora intestinal al adherirse a la mucosa del intestino para impedir la actividad de los microorganismos dañinos. Por tanto, estas bacterias acidolácticas tienen propiedades inmunomoduladores en la medida en que estimulan la producción de anticuerpos y refuerzan el sistema inmune.

¿Qué se considera un alimento probiótico?
 Pues aquel que cumple una serie de requisitos muy específicos:

- Ha de ser inocuo y sus efectos beneficiosos, se suministre solo o junto con antibióticos.
- Los microorganismos activos que lo componen deben sobrevivir al ambiente ácido de estómago, a la presencia de sales biliares y al proceso digestivo.
- Sus componentes deben ser capaces de colonizar el intestino y formar una barrera protectora contra las bacterias patógenas como la escherichia coli, la salmonella, la staphilococus, la cándida, etc.
- Ha de ayudar a metabolizar los carbohidratos y a absorber las vitaminas en el tracto intestinal. Debe alterar, equilibrar y fortalecer la flora intestinal al mismo tiempo que estimula las defensas naturales del cuerpo.
- Ha de inducir efectos locales o sistémicos beneficiosos para la salud del huésped, más allá de los meramente nutritivos.
- Debe disminuir y prevenir el riesgo de contraer enfermedades además de mejorar el estado de salud.

SUS BENEFICIOS
 - Estimula el sistema inmune, participan en la erradicación de los microorganismos patógenos y estabilizan el ambiente microbiano de la flora intestinal. Determinadas cepas de lactobacilos influyen en la producción de anticuerpos, la activación funcional de macrófagos y las reacciones de hipersensibilidad retardada (7). El deterioro de la inmunocompetencia está asociado al envejecimiento y se cree que los suplementos de probióticos evitan el declive relacionado con la edad en la función fagocítica de las personas ancianas (8).

- Ayudan a prevenir el cáncer colorectal. Las cepas probióticas podrían influir en la proliferación del tumor y detener así el crecimiento del cáncer (9, 10).

- Reducen la antigenicidad de los alimentos ingeridos por lo que pueden ser útiles en casos de alergia e/o intolerancia alimentarias.

- Favorecen la digestión de la lactosa en casos de mala absorción de la misma. Este efecto se debe a la enzima B-galactosidasa que segregan estos productos y que es similar a la lactasa de la que carecen las personas intolerantes a este azúcar.

- Producen ácidos que estimulan el peristaltismo intestinal y reducen el tiempo de tránsito de las heces. Así se consigue el alivio del estreñimiento.

- Combate diversos trastornos digestivos. Los probióticos pueden combatir la diarrea infecciosa, la diarrea aguda causada por rotavirus o la diarrea asociada a la ingesta de antibióticos, entre otras (11) restableciendo la flora, además de calmar y aliviar los síntomas (12). Asimismo, pueden ser eficaces con la bacteria patógena Helicobacter pylori causante de úlceras, gastritis y cáncer de estómago (13). Por último, el uso de probióticos puede mejorar la sintomatología de enfermedades inflamatorias intestinales como el síndrome de intestino irritable o la enfermedad de Chron (14).

- Mejoran la nutrición . Y lo hacen produciendo y facilitando la disponibilidad de vitaminas, sobretodo las del grupo B. Refuerzando la capacidad del organismo para absorber minerales, en especial: calcio, hierro, zinc y magnesio. Y rompiendo los compuestos –sobre todo, proteínas y grasas– que, posteriormente, pueden ser mejor asimilados por el individuo.

- Favorece la pérdida de peso. Favorecen la reducción de peso mediante varios mecanismos (15, 16): Inhiben la absorción de grasa al aumentar la cantidad de grasa excretada con las heces. Aumentan la producción de la hormona de la saciedad GLP-1, lo que se traduce en un incremento de la quema de grasa y calorías.

- Previene las infecciones urinarias. La mayoría de infecciones de la vejiga y la vagina se producen por microorganismos que proceden del intestino.El uso de antibióticos, hormonas o espermicidas puede alterar y desequilibrar la flora vaginal, lo que aumenta la vulnerabilidad de la vagina a ser atacada por microbios. La administración vaginal como oral de lactobacilos puede ayudar a restablecer la flora vaginal y aumentar la protección contra especies patógenas y, por tanto, reducir el riesgo de infecciones urinarias (17).

(1) http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=s0212-16112007000500003&script=sci_arttext 
(2) http://www.inocua.org/site/Archivos/investigaciones/Alim%20funcional%20probioticos.pdf
(3) http://www.nature.com/nature/journal/v489/n7415/full/nature11552.html
(4) http://journals.cambridge.org/action/displayFulltext?type=6&fid=9230893&jid=PNS&volumeId=73&issueId=02&aid=9230892&bodyId=&membershipNumber=&societyETOCSession=&fulltextType=RA&fileId=S0029665113003911
(5) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4606177/
(6) ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/009/a0512s/a0512s00.pdf
(7) http://www.journalofdairyscience.org/article/S0022-0302(95)76784-4/pdf
(8) http://pmj.bmj.com/content/80/947/516.full
(9) http://jn.nutrition.org/content/130/2/410S.full
(10) http://carcin.oxfordjournals.org/content/23/11/1953.long
(11) http://hrcak.srce.hr/file/52467
(12) http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1151505
(13) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4231502/
(14)
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2656520/
(15) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4391304/
(16) http://www.jbc.org/content/288/35/25088.long
(17)
http://www.smbb.com.mx/revista/Revista_2007_1/Infecciones_Urogenitales.pdf

 Aloe Vera + Probióticos = Colesterol LDL Bajo y Triglicéridos Bajos
 
El Aloe Vera y los probióticos se complementan dando el resultado de reducir de forma natural el riesgo cardiovascular.
 
Según la revista de nutrición Club Darwin  el uso de probióticos con aloe vera para combatir el colesterol está dando resultados muy positivos en estudios sobre animales, de acuerdo a  las investigaciones de Instituto de Nutrición Nacional de la India
Los investigadores "aseguran que una mezcla optimizada de los probióticos LGG y gel de aloe vera podría ser explotada como un recurso potencial bioterapéutico para disminuir los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares".
 
Una de las últimas investigaciones, estudió la combinación de probióticos, como por ejemplo Lactobacillus rhamnosus GG (LGG), con el gel de aloe vera. De acuerdo con los resultados de este estudio, se observó que disminuyeron los niveles de triglicéridos y colesterol LDL o malo en sangre, entre un 30% a 45%, y aumentó en un 12% la concentración de colesterol bueno o colesterol HDL.

En este estudio, también se evaluó la acción de los probióticos en forma separada y en conjunto con el aloe vera. De esta observación, se obtuvieron resultados interesantes. Los probióticos en forma individual disminuyeron un 32% el colesterol malo. Mientras que, cuando se incorporó el gel del aloe vera, el colesterol LDL se redujo aún más, un 43%.

Estos resultados demostraron que la combinación de probióticos y el gel del aloe vera tienen un efecto positivo sobre el perfil lipídico, reduciendo el colesterol malo y los triglicéridos.

Es importante que tengas presente que, tanto el colesterol como los triglicéridos altos son factores de riesgo que ocasionan casi el 50% de las muertes en Europa y Estados Unidos.
 
 
Forever Active Probiotic
Complemento nutricional con 6 probióticos estabilizados. 30 cápsulas
29,15 €
 Aloe Vera Gel
Puro zumo de Aloe Vera sabor natural. 1L
28,53 €


¿Te ha sido útil este artículo? Compártelo con amigos, familiares, conocidos y cualquier persona en tus redes sociales favoritas. ¡Ayúdalos a sentirse mejor!